material

Flexible y resistente a las arrugas

Si tiras de las fibras de lana, se estirará aproximadamente un 30%. Además, tiene una gran capacidad de recuperación para volver a su estado original, lo que indica que es una fibra extremadamente flexible. La lana de fibra natural tiene una estructura doble de rizado (una fácil de estirar y la otra difícil), lo que conduce a la propiedad de ser resistente a la expansión y contracción. Las fibras que se recuperan con mayor flexibilidad tienen menos posibilidades de arrugarse.

Reacciona a la humedad, una fibra que respira

La lana está estructurada en capas, y en función de lo necesario, tiene características de repeler el agua y una excelente absorción de humedad. Cuando el interior de la fibra almacena mucha humedad, la parte exterior se abre y libera agua. Por el contrario, cuando no hay suficiente agua en el interior, la parte exterior se cierra logrando regular la humedad.
El poder de absorción de humedad de la lana es aproximadamente el doble que el algodón y aproximadamente 40 veces más que el poliéster. Si llueve levemente, las gotas de agua se esparcirán con solo pasar la mano, por el contrario, el vapor de agua permeará en el interior de la fibra, e incluso si sudas, las fibras al ventilarse no mantienen la humedad y te mantendrá cómodo.

Abriga en invierno, refresca en verano

Cómo abriga la lana
Cualquier exceso de humedad emitido por el cuerpo es absorbido por la lana, manteniendo la zona entre el cuerpo y la lana en un nivel de humedad adecuado. La temperatura y el nivel de humedad corporal están protegidas por el rizado de la lana, manteniéndote en un estado confortable.

Cómo refresca la lana
La lana tiene la propiedad de regular la humedad con dos de sus capas. Su gran absorción de la humedad mantiene el interior de la prenda seco y confortable, mientras que la deshumidificación permite que el calor salga con la humedad, manteniendo la prenda fresca. Resultando que el sudor se evapore antes de que se convierta en gotas, evitando que la piel se vuelva pegajosa.

Fibras con propiedades naturales antibacterianas y desodorizantes

La lana se creó originalmente con la deformación de la piel de las ovejas. Estudios recientes han demostrado que tiene la misma función inmunológica frente a los virus y bacterias, al igual que el cuerpo humano. Este es el poder de la lana de fibra natural.

Poder de absorción y generación de calor evitando que el sudor se enfríe

El calor de adsorción se genera cuando la fibra absorbe la humedad. En el caso de la lana, la cantidad de calor generada es muy elevado, alcanzando unas 2,5 veces la del algodón y unas 20 veces la del poliéster. Al usar ropa interior o de cama hecha de lana, aunque sudes, la humedad será absorbida, y debido a su alto calor de adsorción, no sentirás frío a causa del sudor. Tanto que para describir esta funcionalidad se usa como ejemplo la siguiente frase: "Si te pierdes en la montaña en invierno, que tu ropa interior sea o no de lana puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte".

Difícil de ensuciar, se mantiene limpio

La lana está cubierta por una epidermis, similar a la cutícula del cabello humano. Esta epidermis repele las gotas de agua, pero absorbe pequeñas moléculas como el vapor en su interior. Por ello, la lluvia o manchas de barro no penetran en la capa interior por lo que la suciedad puede eliminarse fácilmente. No sólo es resistente a las manchas solubles en agua, sino que también tiene la ventaja de contener un cierto nivel de humedad en su interior, lo que evita la formación de electricidad estática resultando que atraer el polvo sea difícil.

Material ecológico amable con el medio ambiente

La lana es una fibra natural que protege el cuerpo de las ovejas. Su principal componente es la proteína, por lo que cuando se desecha, es descompuesta por los microorganismos y devuelta al suelo. En una sociedad donde el movimiento para reducir la carga sobre el medio ambiente se está volviendo más activo, la lana, que puede descomponerse naturalmente y devolverse al suelo, es un material ecológico que está en sintonía con nuestros días.

No produce picazón / Protección a los rayos ultravioletas

Gracias a su fibra larga y fina (17,5-19,5μ), es muy cómoda al contacto con la piel.

Uso de lavadoras

Preste atención a los siguientes puntos.

  • Por favor, utilizar sólo detergente neutro (o consultar por detergente para ropa delicada). No utilizar lejía.
  • Por favor, lavar a mano o seleccionar un modo de lavado suave como "Modo de lavado a mano" o "Modo suave" en su lavadora, y asegúrese de utilizar una bolsa de rejilla para lavando.
  • Las fibras animales como la lana y seda pueden transferir el tinte entre sí. Por favor, lavarlos por separado en lo posible, o lavarlos por colores similares (colores oscuros, colores claros, etc.).
  • Si se deja mojado, el color puede transferirse a otros artículos. Por favor, secarlo inmediatamente.
  • Por favor, colgar la prenda en una percha para ropa y colocarla a la sombra para secar.
  • No utilizar el secador.
x